mundogamers
    • Análisis
    • Dishonored: El Puñal de Dunwall
    • 8.5
    • /
    • 10
  • PC
      • Tu nota:
        • 1
        • 2
        • 3
        • 4
        • 5
        • 6
        • 7
        • 8
        • 9
        • 10
      • Nota usuarios:
        • 8.0

        •  (3 votos)
  • Silbemos otra vez

    la melodía del ballenero borracho

“Ya había matado nobles, pero con la Emperatriz era diferente…”

Comenzar una trama para un DLC de Dishonored de esta manera es sin duda atrayente y sugestivo para todos aquellos que disfrutamos tanto con la maravilla de Arkane Studios. Esto se debe a que en Octubre de 2012 el título original contenía la historia de Corvo Attano, y su lucha por obtener justicia tras su demonización al atribuirle el asesinato de la emperatriz Kaldwin, a la que protegía (y por diversas teorías basadas en información recogida en el juego, posiblemente era también su amante y por ende padre de la pequeña Emily…quién sabe). Pero como bien recordaréis, el culpable no es el pobre guardaespaldas de la regente, sino el asesino Daud. El mismo que profiere la cita inicial de este texto, el puñal de Dunwall, el afamado asesino al que controlaremos en este nuevo contenido. Muy, muy interesante planteamiento, este que nos propone vivir a través del que apuñaló toda la estabilidad de Corvo; dándole la vuelta a la moneda, el que supuso la cruz para Corvo Attano nos muestra la cara.

 

Así pues, partimos del atentado contra la vida de la emperatriz, que produce la visita del travieso y curioso Forastero a los ojos de Daud. Nuestro asesino, líder del clan de los Balleneros, es una de las ocho personas portadoras de la marca del Forastero. Éste, al percibir su malestar por el asesinato realizado, le ofrece su guía como ayuda para la redención. Y a partir de aquí es cosa nuestra elegir si se la brindamos a Daud manejándole en la dirección adecuada o no. El camino nos debe dirigir con una ruta sangrienta o de perdón hacia Delilah, algo o alguien de quien no diré más, pues su búsqueda forma parte de la magia. Magia que seguimos viviendo en los entornos de la ciudad de la corrupción y la peste, lúgubre, decadente, repleto de misterios y altares al Forastero…y aunque a veces sea algo repetitivo con respecto a Dishonored, no pierde el dinamismo gracias a las nuevas áreas, como el Matadero de Ballenas Rothwild y el Barrio Jurídico. El matadero es escalofriante y el diseño del mapa y sus posibilidades una maravilla. En este entorno de tripas los nuevos enemigos, los Carniceros, pululan con sus ruedas dentadas y protestan por el lamento funerario de las ballenas, formando parte de una misión con encargos secundarios por la que ya merece la pena pagar 10€. En estas nuevas áreas aparecen referencias a antiguos conocidos, como Slackjaw, el de la destilería de whisky, o Lady Boyle; todo perfectamente hilado para aportar información interesante al título original.

 

La ballena no es mera decoración, y tendréis alguna que otra misión secundaria relacionada con esta mole marítima

 

Al poseer la marca del Forastero, Daud posee poderes con sus correspondientes mejoras. Similares a los de Corvo, nos encontramos con poderes compuestos: el Guiño al buscar lugar donde trasladarse detiene también el tiempo, adoptando el Ralentí, mientras la Visión Tenebrosa pasa a llamarse Visión del Vacío, combinando la vista a través de los muros de seres vivos y objetos con la habilidad del Corazón que Corvo llevaba consigo. Este extraño objeto de ventrículos que parecía gimotear con la voz de la emperatriz nos indicaba dónde se encontraban los talismanes de hueso y las runas. En la ruleta de poderes nos encontramos con facultades exclusivas de Daud, siendo la más representativa Invocar Asesinos. El líder convoca a uno de sus púgiles para enzarzarse en peleas sin ser detectado, y su funcionamiento es como el de la Hermandad de Assassin’s Creed pero mucho más simplificado: en el primer nivel estamos mandando un novato a la contienda, teniendo que hacer uso de las runas como bien sabéis para subir al nivel dos de la habilidad, contando así con un aliado más talludo y experimentado. Este recurso está bien elegido, ya que utilizando el perfil de Daud, en Arkane han sabido reajustar la aparición de enemigos. Ahora además de tener una IA más avispada, viéndote al mantenerte asomado (cosa que antes era menos realista y que dio lugar a alguna viñeta cómica por la red) están repartidos con más dificultad. En algunas ocasiones están dispuestos de tal manera y son tantos que, por muy sigiloso que seas, finalmente tienes que dar muerte a unos cuántos.

 

Aquí véis uno de los nuevo cachivaches en marcha, con su letal efecto resultante

 

Ojo, que esto no significa que tengas que optar por la vía de la violencia o que te vayan a detectar. Para empezar, las misiones se pueden hacer perfectamente con caos reducido, ya que como ocurría en el título base, el final depende de nuestras decisiones. Algunas simplemente afectan al recorrido de la misión, como liberar a unos trabajadores de una celda o no hacerlo. Pero la decisión importante sigue siendo la de matar, dejando cadáveres como receptáculos para la peste, las ratas y su conversión en Afligidos. Y para ser letales contamos con las nuevas minas electrificantes cargadas con aceite de ballena, o la ballesta integrada en la muñeca para disparar virotes explosivos. La Nube Tóxica es un gadget aplicable tanto como para devastar la zona de enemigos como para no hacerlo, con el gas que les deja sin defensas y aturdidos. El resto de opciones en armamento varían muy poco. Lo que sí es una novedad es el uso de los Favores: acceso a alijo secreto, información secreta desvelada,…en definitiva ayudas especiales para contar con aceite de ballena cerca de enemigos, indicarnos la situación de una runa o dejarnos cualquier otro objeto de interés con su nota recordatoria correspondiente. Los Favores siempre son relativos a cada nivel y se compran en el mercadillo que nos encontramos antes de la misión junto con munición, mejoras, elixires,…y contaremos con bastante dinero para abastecernos.

 

Vuelven los decanos, reunidos en grupos difíciles de erradicar en la última misión de este DLC

 

¿Y bien, merece la pena El Puñal de Dunwall? Siendo un DLC tiene bastante metraje si quieres sacarle todo el jugo: y claro que querrás hacerlo si eres fan o simplemente agradeciste un poquito a Bethesda que publicara Dishonored. Es cierto que la cinemática final es algo abrupta, pero cuento con la explicación que otorga el saber que habrá un próximo DLC llamado Las Brujas de Brigmore. Tras Dunwall City Trials como experimento ocurrente con las mecánicas de juego, en El Puñal de Dunwall encontramos una buena aplicación de estas mecánicas ya conocidas, con nuevas aportaciones interesantes en la jugabilidad y continuidad en la historia. Y sin duda hay que recalcar la cantidad de decisiones que tienes que tomar bajo la piel de Daud, sorprendiendo en ocasiones a su segunda de a bordo, la asesina Billy Lurk. Esa existencia de grises en la psique humana, que no trata de justificar o sentenciar comportamientos reprochables, sino de hacernos percibir matices en los personajes que los produjeron dentro de un contexto. Más allá del blanco y negro, de los buenos y los malos, ahondaste en Corvo y ahora entras en el tejido de Daud…y me alegro de haber optado por la opción no letal en el enfrentamiento con Daud cuando jugué en 2012 al que fue para mí GOTY.

    • Acerca de María Emegé
    • Gamer® since '91. Quiso ser Leonardo da Vinci y Julio César; viendo la barba como un imposible y la corona de olivo como un estorbo, optó por hacer cómics, ilustración, fotografía, diseño y periodismo. En su obsesión por viajar intenta conquistar cada país, pero siempre la conquistan a ella.

  • María Emegé
8.5
0
Comentarios
Para escribir un comentario debes registrarte o acceder al sistema

La opinión de...
Colaboradores
Confesiones de un padre jugón

Por: Rafa del Río

 

Buenos días, me llamo Rafa, tengo 35 años y soy padre, adicto a los videojuegos y, ya puestos, calvo. Lo de calvo es de hace poquito, p...


Leer más
Sigue a Mundogamers en