Análisis
CAYNE PC

Ahora te toca comer por dos.

CAYNE

Yo no soy una persona que planifique demasiado su vida, soy más de dejarme llevar. No tengo planes de futuro más allá de sobrevivir, aunque sí una meta: llenar mi casa – si es que tengo, porque lo de comprar una propiedad tampoco entra en mis planes – de animales. Quitando eso, creo que no tengo muchas cosas pensadas en lo que a objetivos vitales se refiere. Lo que sí tengo claro es que no quiero tener hijos. ¿Para qué? Si ya tengo gatos.

 

Algo parecido le pasa a la protagonista de CAYNE, el juego gratuito de Brotherhood del que os hablé no hace mucho. Hadley es una chica joven que se queda embarazada, por las razones que sean, y quiere abortar, ya que no desea tener hijos, ni ahora, ni en el futuro. No vamos a entrar en ningún tipo de debate acerca del aborto, si bien este título no deja a las clínicas abortivas en muy buen lugar.

 

El juego comienza con Hadley conversando con el médico de una bonita clínica (todo lo bonita que puede ser una cosa relacionada con los médicos. Odio todo lo que tenga que ver con ellos) acerca de su intervención quirúrgica. Aunque su enfermera no sea humana, sino un androide, no nos da mala espina. Parece que todo vaya a salir bien. Nuestra protagonista cuenta hasta diez y se va quedando dormida... Hasta ahí, todo bien.

 

Ahora te va a tocar comer por dos

 

No obstante, de las paredes blancas y el ambiente tranquilo, pasamos a algo mucho más siniestro. Hadley despierta justo antes de que se lleve a cabo la... “extracción” de su bebé. Y no lo hace en el mismo lugar en el que se quedó dormida, no. Lo hace en una habitación circular, oscura, con olor a putrefacción y con la camilla en la que se encuentra llena de sangre coagulada. ¿Qué? Pinta bien la cosa, ¿no?

 

Puede que no quisiera ser madre, que no le gustase estar embarazada. Pero hay un estado en el que sí que quiere estar por todos los medios: Viva. Y si esto es lo que la clínica entiende por aborto seguro, desde luego no quiere saber nada al respecto. Así que, bisturí en mano, y después de acabar con una pútrida y misteriosa criatura humanoide (que igual era un humano, vete a saber), Hadley emprende su viaje... hacia la supervivencia.

 

CAYNE, además del nombre del juego, es el nombre que reciben las instalaciones por las que ahora nos tocará pasear. Poco a poco iremos conociendo la historia de este lugar – que igual ya os suena, ¿no? –, de por qué hemos llegado aquí, y de sus empleados. Y de más cosas. Pero no os quiero destripar nada (esto queda un poco mal cuando estamos hablando de bebés), ya que quiero que seáis vosotros los que descubráis qué hay aquí. Yo, en cambio, voy a centrarme en los aspectos más técnicos de CAYNE, dejando la historia y el viaje de Hadley para sobrevivir (que ahora le toca comer por dos) en vuestras manos.

 

Una aventura gráfica de las de antes, unos gráficos más actuales

 

Para quien no sea mucho de juegos de point and click, si hablamos de aventuras gráficas probablemente pensarán en títulos más que conocidos, como son El Día del Tentáculo o Monkey Island. No obstante, aventuras gráficas hay muchas y para todos los gustos, y ésta en concreto poco o nada tiene que ver con las de Lucas Arts.

 

CAYNE es un juego en perspectiva isométrica, lo que a veces nos ayuda a saber qué debemos hacer a continuación, pero en otras nos fastidia por completo. Sí, aquí hay habitaciones pequeñas como en El Día del Tentáculo, pero también hay zonas en las que el escenario se vuelve demasiado grande y esperar a que nuestro personaje llegue a un punto a veces se vuelve un infierno. Supongo que esto se debe a que vivimos en la era de la inmediatez. Nos gustan las cosas rápidas. Bueno, no todas, si sabéis a lo que me refiero, ¿eh?

 

Pero, sí, a grandes rasgos se podría decir que el juego de Brotherhood no innova en el género. La mecánica es sencilla y la misma que en todos los títulos por el estilo que ya conocemos. Exploramos nuestro alrededor, hacemos click en objetos e interaccionamos con ellos. Según cómo combinemos dichas interacciones, conseguiremos, o no, avanzar en la historia y salvar el pellejo, que es nuestro principal interés.

 

La “novedad” que CAYNE tiene con respecto a otros títulos del estilo, es su apartado gráfico. No ya por las cinemáticas incorporadas a la historia en según qué momentos, sino por todos los escenarios y los detalles que podemos ver aunque no se trate de un juego de una gran compañía. Estamos más acostumbrados (al menos, los que no estén tan familiarizados con el género) a que las aventuras gráficas sean algo más sencillas en lo que a su diseño se refiere, mientras que la obra de Brotherhood busca ser lo más realista posible.

 

Esto es, sin duda, un gran atractivo, ya que este aspecto realista hace que todo a nuestro alrededor de mucho más miedo. La sangra, los cuerpos desmembrados y hasta las instalaciones tecnológicas dejan en el estómago un noséqué que ya no sabes si de verdad tu vida corre peligro o es que el bebé te está dando patadas para salir de ahí.

 

Los sonidos son un gran aliado del miedo

 

Las películas de terror no suelen gustarme, aunque no es tanto por si me dan miedo o no. Es que me gusta ahorrarme ciertos sustos tontos o la presión que la música causa. Qué queréis que os diga, soy de corazón sensible. En CAYNE no es tanto la música que podáis escuchar, sino los ruidos ambientales y la propia voz de Hadley. Sí, es una chica fuerte que hasta en los peores momentos se mantiene en un tono sarcástico, pero podemos notar la angustia en su voz, y los gritos ayudan bastante a agobiarse.

 

Del doblaje también hay que hablar, amigos. Puede que aquí no tengamos que apreciar cómo una voz encaja en un movimiento de labios, pero como he dicho antes la voz de Hadley hace mucho aquí. A ratos desgarrada, a ratos sarcástica a pesar de estar triste... Su voz nos hace empatizar más con ella, y esto se lo debemos a Sarah Anne Williams.

 

Por supuesto, la de Hadley no es la única voz de la que habría que hablar. En su camino se va a encontrar con otras voces, aunque... prefiero no hablar de ellas por lo que os he dicho antes: Os toca descubrirlo a vosotros.

 

Y además, es gratis

 

Puede que a los más valientes les parezca que CAYNE no da miedo. Puede que a mí no me de miedo. Pero sí que da bastante mal rollo. Luchar por tu vida – y por la de tu bebe, aunque no lo querías – hace que vivas los momentos más chungos de una manera especial. Es lo que llamamos miedo psicológico. Después de todo, ya conocemos cómo se las gasta Brotherhood. Los creadores de STASIS saben lo que nos mola, y saben cómo dejarnos con ganas de volver (o de jugar por primera vez) al primer juego.

 

Te de miedo o no, creo que deberías darle una oportunidad a la historia de Hadley. Aventuras gráficas disfrutables hay más de las que piensas, y ésta es una de ellas. Además, es gratis. ¿Por qué no probarlo, al menos?

8
/ 10
13 de Febrero de 2017 a las 19:00 por Kysucuac
Análisis de los usuarios

¿Has jugado a CAYNE? Publica tu propio análisis y cuéntales a los demás que te ha parecido el juego.

Escribe tu propio análisis
0
Comentarios
Comentar
Para escribir un comentario debes registrarte o acceder al sistema
Entrar
Juegos relacionados
STASIS STASIS
STASIS es una aventura gráfica clásica ambientada en un mundo de ciencia ficción terrorífico con perspectiva isométrica. STASIS entrelaza una nar...
Información
Caratula
¿Tu nota? 5
7.5
/ 10
Valoración media de usuarios
2 votos

Género: Aventura

Distribuidor: The Brotherhood

Pegi: +18

Juegos del mismo autor
Otros juegos desarrollados por el creador de CAYNE, The Brotherhood
STASIS

STASIS

Lanzamiento: Ya a la venta

PC

Comunidad
Participa en el foro de CAYNE y comparte tu opinión con nuestra comunidad. También puedes consultar ayudas o trucos y guías.
Ir al foro del juego
Sigue a Mundogamers en
Encuesta
¿Comprarás Nintendo Switch?
  • Sí, de lanzamiento
  • Sí, pero no de lanzamiento
  • Sí, cuando baje de precio
  • No, no la veo interesante
Ver resultados de la encuesta
?
Más encuestas